//El Jamón Ibérico, un placer beneficioso para la salud

El Jamón Ibérico, un placer beneficioso para la salud

La dieta mediterránea es algo de lo que podemos estar orgullosos en España. Esta consiste en el consumo de fruta fresca, hortalizas, cereales, legumbres, carne y pescado. Su práctica, tiene numerosos beneficios en la salud. Y en esta línea, cada vez son más los estudios que señalan los beneficios de comer jamón ibérico, dentro de una alimentación saludable.

 

Los beneficios de un producto natural y saludable

Con la ingesta de jamón ibérico, nos aseguramos el aporte de vitaminas del grupo B, especialmente la vitamina B1. También es rico en hierro, magnesio, fósforo y zinc, aminoácidos esenciales para el crecimiento. De igual forma también está presente el selenio, muy ligado a procesos de antienvejecimiento. El proceso de curación se realiza de forma artesanal, asegurando siempre que se cumplen los estándares de calidad estipulados en la norma del ibérico y auditorías externas como IFS Food e ISO 22000.

efectos del jamón en la salud

 

Siguiendo con los beneficios para la salud, es importante señalar su alto porcentaje en proteínas, un 30% mayor que el presente en otros embutidos y carnes. Para las personas preocupadas por la sal y las grasas, es un alimento óptimo, pues cuenta con un bajo contenido en ambas.

De todos los jamones disponibles en el mercado, el jamón ibérico es el que menos sal contiene de todos (entre el 2,5% y el 4,5%); el secreto radica en la genética del cerdo ibérico, ya que la grasa infiltrada y un pH más elevado dificultan la penetración de la sal.

 

El ácido oleico y la quercetina

El cerdo ibérico posee una genética única, que hace de su carne una inmejorable fuente de nutrientes. Además, gracias a su alimentación en montanera, la composición de su grasa cuenta con un alto contenido en ácido oleico. Al consumirlo, nos beneficiamos de ese alto porcentaje, el cual tiene un efecto beneficioso sobre el colesterol en sangre, elevando la tasa del colesterol “bueno” (HDL). Los estudios realizados, señalan una mejora de la presión arterial media y del nivel de los triglicéridos en sangre.

Los expertos destacan el papel de la quercetina, un flavonoide derivado de la bellota y presente en su carne. Ayuda a mantener el aparato circulatorio en buen estado de salud, reduciendo el riesgo cardiovascular gracias a su elevada actividad antioxidante.

 

Derribando mitos sobre su consumo

Pese a que los beneficios en la salud están certificados en multitud de estudios, siguen existiendo algunos mitos que rodean a este producto. El jamón engorda, tiene mucha sal o es malo para el colesterol… son algunos de los falsos mitos que la ciencia ha demostrado como erróneos.

No obstante, lo cierto es que su introducción en nuestra dieta tiene muchos beneficios. Y como hemos mencionado anteriormente, ayuda a mejorar los niveles de colesterol.

 

los beneficios para la salud de comer jamón

También destacan en su composición los ácidos poliinsaturados, conocidos como grasas saludables. Estas tienen un importante papel en la reducción de problemas cardiovasculares, ayudando a reducir la presión arterial alta. Por tanto, salvo indicación médica expresa que recomiende lo contrario, comer jamón es bueno para la salud.

2019-12-11T17:43:56+00:0003-12-2019|Actualidad|